sábado, 28 de julio de 2012

LA MENTIRA Y SUS CONSECUENCIAS

LA MENTIRA  Y  SUS  CONSECUENCIAS
“La  mentira  luce   mientras  la  verdad  no  llega”  Este  es  un  refrán   muy  usado  en  mi  país,  pero  creo    que  no  hay  una  sola  persona   que  no  haya  mentido   en  su  vida  aunque  sea  una a sola  vez,  y  es   que   la  mentira   es   muy  fácil   de   decir,   pues  de  pronto  pensamos  que  nos   hemos  salvado   de   alguna  situación  incómoda;   lo  que  no  sabemos   es  que  más  adelante  por  cualquier   causa   se   viene  a  saber  la  verdad  y  realmente   quedamos   en  peor   situación   que  la  primera.
La  mentira   nace   de  sentimientos   que  no  responden  a  la  realidad  de  los  hechos,  al  mentir   uno  distorsiona  o  niega  a  plena  conciencia  la  realidad,   y  lo  peor  es  que  como  somos   casa  del   Espíritu  Santo,    muy  en el fondo  sentimos   que  le  estamos  fallando  y  nos  sentimos  culpables  alimentando  un  sentimiento  angustioso,  el  cual  no  nos  deja  estar  conformes  con  nosotros  mismos,  en   Santiago   3:14  nos  dice   sabiamente “ Pero  si  tenéis  celos  amargos  y  contención  en  vuestro  corazón, no os  jactéis,  ni  mintáis contra  la verdad” .
Para  enmendar  la  mentira   se  requiere  valor,  integridad   y  nobleza,    pero  estas  virtudes  no  las  tiene  el  mentiroso,  así   que  lo  que  va   haciendo  es  deteriorarse  en  su  salud   mental   hasta   no  poder  lidiar  con  el  famoso   estrés.
En  Proverbios  6:17  habla   de  lo  que  aborrece   Jehová   y  una  de  las  primeras  cosas  que  menciona  es  “ Los  ojos  altivos, la lengua  mentirosa  y  las  manos  derramadoras  de  sangre  inocente”  y  si  ustedes   se  dan  cuenta   las  tres  cosas  están  entrelazadas,  ya  que  una  persona   orgullosa  no  permite   que  otra  sea  mejor   que  ella,  por  lo tanto  va  a decir   mentiras  de   esta    hasta  el  grado  de   llegar   a  causar  la  muerte.
La  mentira  nos  lleva  a  que  otros  pequen,  porque  al  descubrirnos,  ellos    nos   juzgarán  y  así  ellos   están   transgrediendo  el  mandamiento  de  no   juzgar.
Otra  de  las  cosas   que  nos  afecta   el  mentir   es  que  nos  baja  la  autoestima,  porque  siempre  estamos  acomodando las  situaciones  con  una  mentira  más,  y  finalmente    nos  sentimos  incapaces  de  enfrentar  la   realidad  ya  que  hemos  creado  todo  un  mundo  a  base  de  mentiras  y  miren  como  nos  llama  el  mismo   Jesucristo  en  Juan 8:44 “Vosotros  sois  de  vuestro   padre   el  diablo,  y  los  deseos  de  vuestro  padre   queréis  hacer.  El  ha  sido   homicida  desde  el  principio, y  no ha  permanecido en la  verdad,  porque  no  hay  verdad  en él.  Cuando  habla  mentira de lo  suyo  habla; porque  es  mentiroso  y  padre  de la  mentira.”
Dios  nos  libre  de  tan  horrendo   padre,   pues   como   lo  describe  nuestro   Señor   Jesucristo  no  hay  duda   que  lo  primero   que  hará   es   inducirnos    al  pecado  de  mentir   para   que  consecuentemente   perdamos   nuestra   salud   mental,  pues   un  mentiroso  puede  llegar  hasta  la  locura  y   por   ende   nuestra  salud   física,  la  cual  también   se  afecta  grandemente,  (  presión  alta,  problemas  cardiacos,  estomacales ,  cánceres,  etc.)   y  no  es  que   estoy  enferma  de  la  presión  causa  de  que  soy  mentirosa, no  quiero   decir   eso,   pues   muchas  enfermedades   si  son  puramente  físicas  nada  que  ver   con lo  espiritual,  pero    consideremos   la  mentira  como  una  de  las  posibles  causas,  ya  que  si  fuera  así ,  nuestra  curación   fuera  mucho  más  fácil   ya  que  solo  tendríamos  que  arrepentirnos,  pedir   perdón   y  no  volverlo  hacer   nunca  más.
Finalmente   les  puedo  decir   que  es  cuestión  de  decisión,  he   conocido  personas  muy  buenas,  pero   muy  mentirosas  y   han  decidido   no hacerlo  más,  claro  está   esto  solo  se   puede  lograr  si  está   el   Espíritu  Santo   para   recordarle    en  cada  momento   la  promesa   que  ha  hecho   y  vieran   he  escuchado  el  testimonio  de  cada  una  de  estas  personas  y   ellas  cuentan   que  en el momento   que  han  dicho  algo  equivocado   sienten  una  vocecita   muy  dentro  de  su  corazón  diciéndole    esto   no  estuvo   bueno”   y   al  sentir  la  culpa  de  haber  fallado   procuran   que  cada  vez   sea  menos  hasta  llegar  a  no decirlas  más.
La  mentira  es   contraria  al  amor,  porque   Dios  es  amor  y  verdad,  como  consecuencia  si  mentimos   nos  estamos  alejando  de   Dios  y  con  terribles   consecuencias ;  la  misma  Palabra   dice  en  Apocalipsis  21:8  “Pero  los  cobardes  e  incrédulos, los  abominables  y  homicidas,  los  fornicarios  y  hechiceros, los  idólatras  y  todos  los mentirosos  tendrán  su  parte  en el  lago   que  arde  con  fuego  y  azufre,  que  es  la  muerte  segunda”.
Quizá  toda  nuestra   vida  ha  sido  buena  y  por   una  mentira   podemos   perder  nuestra  salvación,   pensémoslo,  meditemos   estas   últimas     palabras   y  arrepintámonos     y  regresemos  al  camino  correcto,    leamos  la  palabra   y  allí  encontrará    la  dirección  correcta  para  su  vida  y  una  vida  de  amor  y  de  verdad  en  la cual  tenemos  libertad.

Mary  de  De  León

jueves, 19 de julio de 2012

REMEMBRANZAS DE UN 19 DE JULIO 1989 EN GUATEMALA


Hoy 19 de julio hace 23 años, estaba la guerra interna en Guatemala, lamentablemente mi padre Roberto Pérez Paniagua, fue una de las víctimas de ese conflicto armado, siendo una persona apolítica , estuvo en el lugar y la hora equivocada. Me parece que el día de ayer tambièn cumpliò años el Lider Sudafricano Nelson Mandella q...uien a sus 94 años siempre habrá de ser recordado como un pacifista heróico, ya que despues de muchos años de cárcel, cuando saliò en libertad , predicò la unidad del pueblo Sudafricano , para reparar los daños de una guerra injusta. Igualmente en Guatemala, en lugar de promover tantos momentos amargos que no van a revivir a nuestros muertos, deberíamos de promover el perdón (no importanto si existen o nó los culpables) y traer a nuestra sociedad tan lastimada la paz que trae aparejado el olvido, llevando al pueblo guatemalteco a una sanidad interior, redundando en hijos e hijas sin rencor y sin amarguras ; yo misma con mi familia sufrimos el mismo dolor, pero con la diferencia que decidimos perdonar y recordar sin dolor. considerándonos personas libres para vivir en paz

CUANDO TENEMOS PREOCUPACIONES

Cuando  tenemos   preocupaciones
Sea cual sea la situación que estés viviendo, hoy simplemente me gustaría recordarte lo siguiente:
"Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían." Nahúm 1:7 (Nueva Versión Internacional)
"El diablo le puso a Jesús las mismas trampas que nos pone a nosotros para hacernos pecar, sólo que Jesús nunca pecó. Por eso, él puede entender que nos resulta difícil obedecer a Dios. Así que, cuando tengamos alguna necesidad, acerquémonos con confianza al trono de Dios. Él nos ayudará, porque es bueno y nos ama." Hebreos 4:15-16 (TLA)
Así que el día de hoy te animo a que "pongas tus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ti." 1 Pedro 5:7(TLA)

Recuerda lo que dijo Jesús: "No se preocupen por lo que pasará mañana. Ya tendrán tiempo para eso. Recuerden que ya tenemos bastante con los problemas de cada día." 
Mateo 6:34 (TLA)
También Jesús les dijo a sus discípulos: "No se preocupen. Confíen en Dios y confíen también en mí." Juan 14:1 (TLA)
Mira lo que decía Pablo cuando le tocaba sufrir por causa del evangelio: "Por eso, aunque pasamos por muchas dificultades, no nos desanimamos. Tenemos preocupaciones, pero no perdemos la calma. La gente nos persigue, pero Dios no nos abandona. Nos hacen caer, pero no nos destruyen." 2 Corintios 4:8-9 (TLA)
Si tienes muchas preocupaciones y necesitas ánimo para seguir, recuerda que "Dios va preparando todo para el bien de los que le aman, es decir, de los que él ha llamado de acuerdo con su plan." Romanos 8:28 (TLA)

Hoy podemos decir como el salmista: "
Aunque pase yo por grandes angustias, tú me darás vida; contra el furor de mis enemigos extenderás la mano: y tu mano derecha me pondrá a salvo!" Salmos 138:7 (NVI)
"Me alegro y me regocijo en tu amor, porque tú has visto mi aflicción y conoces las angustias de mi alma." Salmos 31:7 (NVI)

"A las montañas levanto mis ojos;
¿de dónde ha de venir mi ayuda?
Mi ayuda proviene del Señor,
creador del cielo y de la tierra."
Salmos 121:1-2 (NVI)
"¡Demos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo! Él es un Padre bueno y amoroso, y siempre nos ayuda. Cuando tenemos dificultades, o cuando sufrimos, Dios nos ayuda para que podamos ayudar a los que sufren o tienen problemas." 2 Corintios 1:3-4 (TLA)

"
No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo." Filipenses 4:6-7 (TLA)
                        Sacado  de   “Devocional  Total”
                         Con  cariño  de   Mary   de   De  León

viernes, 13 de julio de 2012

HERIDOS Y SANADOS

HERIDOS  Y  SANADOS
Hoy  En  día,  hombres  y  mujeres  tratamos  de  vernos   bellos,  unos   nos  ponemos   cremitas,  o  tomamos  vitaminas  especiales,  otros   pues   se  ponen   inyecciones  para   rellenar   esas  arruguitas  y  los  más  pudientes   pues  recurren  a  la  cirugía,  pero  de  uno  o  de  otro  modo  ,  todos   por  igual  queremos  vernos  bien,   yo  recuerdo  a  mi  madre   que  como  no  tenía  para  las  famosas  cremas,  se  ponía   un  emplasto  de  aguacate  o  de  pepino  en  la  cara   (y  miren  que   bien  le   quedaba).
Dios    que  es   el  dueño  de  la  ciencia, ha  permitido  tanto  adelanto  para  que  lo  utilicemos  si  éste    fuera   nuestro  deseo,  el  usarlo  no  es  pecado.
Se  recuerdan  ustedes   cuando  nos  íbamos  a casar,  las  mujeres   tratábamos   por  todos  los  medios  de  quitarnos   ciertas  imperfecciones,  y  nos   hacíamos  el  manicure,  los   pies,  nos   hacíamos  de  todo   en el pelo  para  que   quedara lo  más  lindo,  ya  fuera  colocho,  liso,   o  de  otro  color,  ensayamos  tantos  maquillajes,  y no  se  diga  el  vestido,  tenía   que  estar  impecable  sin  ninguna  arruga  o  mancha,   y  también  los  varones,   pues   yo  recuerdo  las  bodas  de  mis   tres  hijos,  y    mandaron  a  hacer  unos  trajes  preciosos,  con  unas  camisas  llenas  de   vuelos   y  corbatines,   no  digamos   los  zapatos   religiosamente  tenían  que  ser  nuevos,  juntamente   con  la  ropa  que  llevaran    no  sin  antes  pasar  con  el  peluquero   y  hacerse  el corte  que  más  les  favorecía    con  rasurada  y  todo.
Y  es  que  ese  día  es  muy especial  para  todos  pues   queremos  estar   bellos  y  sin  manchas ni  arrugas,  para  que?   Para   agradar  a  la  futura  esposa  o  esposo.
Hoy en  día,  tenemos   en  preparación  una  segunda   boda,  si   no  importa  que  usted  esté  casado   con  una  persona  terrenal,  es   que  usted  está  destinado    como  parte  de  la  Iglesia,  a   tener   una  segunda   boda,  y  hay una  persona   que   se  está encargando  de  quitar   toda   mancha   y  arruga  que  tenga   nuestro  vestido,  y  esta  persona  es   El  Espíritu  Santo.
La   esposa  somos  nosotros  (hombres  y  mujeres)  su   Iglesia;  y  el  esposo  es   Cristo.
El  trabajo   del  Espíritu  Santo  es   hacer  que  cada  uno  tenga  su  sanidad   interior,  pues  esto   va  a  embellecer   a  la  esposa,( Iglesia)  el  Espíritu  Santo   está   deseoso  de  quitar   toda  mancha  y  arruga   que  usted  y  yo  tengamos  o  hayamos   acumulado  a  lo  largo  de  nuestra  vida,  pues   al  llegar  a   la  boda  estaremos  sanos  , libre  y  en  victoria  para  gozar  de  las  bodas.
Pero  para  esto  tenemos  primero  que  sacar  de  lo  más  escondido de  nuestro  corazón  (  nuestro  más   íntimo  secreto)  del  porqué  estamos  lastimados   o  heridos.
Quienes  nos  hirieron?   Nuestros  Padres,  nuestros hermanos,  nuestros amigos del  colegio,   en  el  trabajo,  nuestros  esposos  ,  nuestros   mismos  hijos,  o  parientes  u  otros.
Como  fuimos  lastimados  o  heridos?   Hubo  rechazo,  abuso emocional, verbal, físico,  sexual,  falta  de  amor?
Las heridas  de  esta  índole   nos  alejan  de  Dios,  pues  por  lo  general  culpamos  a  Dios  de  las  cosas   que  nos   han  sucedido,  pensamos   “dónde  estaba   Dios    cuando   pasé   por  esto,   oré   y  no  recibí  respuesta, será  que  Dios  no me  ama,  o  soy  tan  culpable  que  no  me  puede  perdonar.  
Y  así  empezamos  a   endurecer  nuestro  corazón  y  nos  sentimos  indignos  y  sucios  y  con manchas  y  llegamos  creer   firmente   que   no,  valemos  nada.
CUAL  ES  EL  PROPOSITO DE  LA  SANIDAD  INTERIOR:
A)      Preparar  una  esposa   bella,  santa  y  radiante   En  Efesios  5:26-27  habla   Cristo  de  como  amó  a  su  Iglesia  y  de  como se  entregó  a  si  mismo   por  ella  y nos  dice  “para  santificarla  , habiéndola  purificado en el lavamiento  del agua por la  palabra,  a  fin de  presentársela  así  mismo una  iglesia  gloriosa que  no  tuviese  mancha  ni arrugas, ni cosa  semejante,  sino  que  fuese  santa  y  sin  mancha”.
Las  manchas   son  algo  sucio, o  sea  el  pecado  y  las  arrugas  se  forman  con la  edad  o  sea  que  si  tenemos   algo  sucio  con  el tiempo  tenemos  una  gran  arruga.  Ejemplo:

Me  hirieron                             manchas                                    tiempo  arrugas

Me  rechazaron de                   Me  volví  grosera                    me  convertí  en persona
Pequeña.                                    Abusiva, malcriada                   amargada, temerosa
                                                     Celosa, envidiosa.                     Orgullosa, triste.

Todo  esto  es  lo  que  el  Espíritu  Santo  quiere  quitarnos  antes  de la  boda,  pero la  clave  es   EL  PERDON,  tenemos que   perdonar  a  las personas  que  nos  han  causado  daño,  porque   estamos  condenadas  a  esa   persona   con  sentimientos   de  ira,  cólera  , deseos  de  venganza,  y  esos  sentimientos  nos   manchan   nuestras  vestidura  espiritual  y  hasta  llegamos   a  ponerles  grandes  arrugas  con  el  tiempo.
Perdonar   no  es   fácil:  Es  algo  muy  conflictivo  y  difícil  de  hacer,  tenemos    muchos  sentimientos  encontrados, por   un lado  pensamos   que   no  se  lo  merecen,  que lo  que  nos  hicieron  no  tiene  perdón,   pero   yo les  puedo   decir  con  toda  solvencia   que  si  se  puede,  si  usted  por  sus  propias  fuerzas  no  puede,  visualice   a  nuestro  Señor   Jesucristo  y  póngalo  adelante  de  la  persona  que  lo  hirió  (aun  que  ésta  este  ya  muerta)  y  diga:   por   mis  propias  fuerzas   no  puedo  perdonarte,  pero   por medio  de  nuestro  Señor  Jesucristo  te   perdono  y me  libero  de  ti,   y  verá   cuanta paz  habrá  en  su  corazón   y   su  vestidura  espiritual   será  limpiada  inmediatamente.
Yo  he  entendido  que  esta  vestidura    tenemos  que  limpiarla   diariamente,  porque saben  Satanás   está  siempre  trayéndonos  recuerdos   y  con ellos  raíces  de  amargura,  las  cuales  debemos   arrancarlas   inmediatamente  que  pasan  por   nuestra  mente,  a  fin  de  no  tener   manchas   que  nos  afeen  nuestro   vestido  de  novia.
La   sanidad   interior   no  borra  la  memoria,  o  se a  no  da  amnesia,  pero  si  quita  el  dolor,  y  cuando  pensamos   en  alguna  ocasión   ya  no  nos  va  doler.

COMO  SOLTAR  EL  PASADO
A)     Persone o  pida  perdón
B)      Permitamos  que  Jesús  entre  en  nuestro  corazón como  nuestro  Señor   y  nos  ayude  a  limpiar   ese  pasado   solicitando   y  aceptando  su  perdón.
C)      Hágase  como un  niño   en  Matero  18:3  dice  “que  si  no  nos hacemos  como  un  niño  no  entraremos   al  reino  de los  cielos.
D)     Pida  que  oren  por  usted  Mateo  18:19   Dios  responde
E)      Recuerde   que  Jesús   pagó  por sus  pecados  y  por  sus  llagas   somos   sanadas  ( I Pe.2:24).
La  sanidad  interior  consiste  en tirar  a la basura  todo  nuestro  pasado  que  nos  molesta,  dejando  que el  Espíritu  Santo  trabaje  como  el  lo  sabe  hacer.   Esta   Sanidad  es  de  Dios,  debemos  ser sensibles  a  su  obra,  deje que  su  fe  se  desarrolle  fuertemente  para  hacer  una  realidad  la  libertad  y  su  sanidad  interior,  porque  de  esto  depende  su  sanidad   física.
Y  CUANDO  EL    SEÑOR   NOS  LLAME  A  LA  BODA,  IREMOS  LIMPIOS,  SIN  MANCHA  Y  SIN  ARRUGAS,  LIBRES  DE  ATADURAS   Y  EN  VICTORIA.

Mary  de  De  León